Mantenimiento Programado en Motores de Gas

1.1.1 Mantenimiento programado de motores de gas

Partes principales de un motor de gas

El mantenimiento de motores de gas se organiza en base a unos ‘escalones’ de mantenimiento, una serie de actividades que se deben llevar a cabo según las horas que el motor ha estado en funcionamiento. Es muy difícil establecer una periodicidad para cada una de las actividades de mantenimiento para todos los motores, pues cada fabricante ha desarrollado una serie de rutinas en base a la experiencia y al diseño y materiales que componen su equipo. Por ello, las periodicidades que se indican en este apartado deben ser consideradas como meramente orientativas, pudiendo variar de un motor a otro en más de un 50%.

Mantenimiento operativo diario

A diario es necesario vigilar los parámetros indicados en el apartado  4.6.3 Vigilancia de parámetros durante el funcionamiento normal. Se indican a continuación, para facilitar la lectura del apartado.

  • Temperaturas y presiones del aceite de lubricación
  • Presión en el cárter
  • Temperatura del agua de refrigeración de camisas (circuito de alta) y de aceite y aire de admisión después del turbocompresor (circuito de baja), a la entrada y a la salida del equipo
  • Posición de la válvula de descarga del turbocompresor
  • Temperaturas y presiones en cada uno de los cilindros
  • Detonaciones en cada uno de los cilindros
  • Avance del encendido
  • Potencia instantánea en cada momento
  • Temperaturas y presiones en colector de admisión
  • Temperaturas y presiones en el colector de escape
  • Temperaturas y presiones antes del turbocompresor (lado admisión)
  • Revoluciones del turbocompresor

Ajustes quincenales (400 horas)

  • Ajustes en válvulas
  • Ajustes en la rampa de gas
  • Engrase de alternador

Mantenimientos trimestrales (cada 2.000 horas, aproximadamente)

  • Comprobación del avance de encendido
  • Sustitución de filtros de aceite
  • Análisis de aceite
  • Inspección boroscópica interna de camisas y pistones

Mantenimientos anuales (cada 8.000 horas)

  • Revisión completa del turbocompresor
  • Verificación de las protecciones eléctricas del alternador
  • Comprobación del estado de culatas, sustitución si procede
  • Revisión del sistema arrancador 

Mantenimientos bianuales (cada 16.000 horas)

  • Revisión completa del turbocompresor
  • Verificación de las protecciones eléctricas del alternador
  • Comprobación del estado de culatas, sustitución si procede
  • Revisión del sistema arrancador
  • Revisión de la bomba de refrigeración
  • Revisión de las bombas de lubricación
  • Sustitución de camisas y pistones
  • Sustitución de culatas
  • Comprobación de bielas y cojinetes de biela
  • Comprobación de cojinetes de bancada

Overhaul o gran revisión

La gran revisión u Overhaul puede realizarse in situ o en los talleres del servicio técnico del fabricante o de un taller especializado.  Las tareas que suelen estar incluidas son las siguientes:

  • Cambio sistemático de todas las bujías
  • Cambio de aceite y filtros
  • Sustitución de elementos sensores (presión, temperatura, posición)
  • Revisión completa de todas las bombas de lubricación
  • Revisión completa del sistema de extracción de gases del cárter
  • Revisión completa de todo el sistema de refrigeración y especialmente de las bombas de refrigeración y de los intercambiadores. Comprobación de ausencia de corrosiones internas
  • Sustitución del turbocompresor
  • Sustitución de culatas
  • Sustitución de camisas y pistones
  • Sustitución de bielas y cojinetes de biela
  • Sustitución de cojinetes de bancada
  • Comprobación del cigüeñal
  • Chequeo completo del sistema de control. Actualización del software, si se han producido en éste mejoras aún no implantadas

Con la realización de estos trabajos, el motor queda con todos sus elementos de desgaste sustituidos y con todas las verificaciones necesarias realizadas. Suele comportarse de forma parecida a un motor nuevo. El coste de esta revisión suele ser muy elevado.

1.1.2 Mantenimiento programado de turbinas de gas

El mantenimiento de la turbina de gas tiene dos bases: mantenimiento condicional, basado en observar el comportamiento de la máquina e inspeccionar regularmente sus partes internas, actuando en caso de encontrar algo anormal, y el mantenimiento en parada, con la organización de grandes revisiones en las que se cambian sistemáticamente gran cantidad de piezas sometidas a desgaste.

Podemos dividir las actividades de mantenimiento de la turbina de gas en tres grandes grupos: mantenimiento rutinario, inspecciones y grandes revisiones.

Mantenimiento rutinario

Las actividades principales son las siguientes:

  • Vigilancia de parámetros (temperaturas en las cámaras de combustión, presión y temperatura del compresor de la turbina, niveles de vibración en cojinetes, presión y temperatura del aceite de lubricación, caudal y temperatura del aire de refrigeración, caída de presión en los filtros de aire de admisión y temperatura en el escape, como parámetros más importantes)
  • Comprobación y seguimiento de alarmas y avisos
  • Análisis del aceite de lubricación. Filtrado y/o sustitución cuando corresponde
  • Sustitución de prefiltros y filtros del aire de admisión al compresor de la turbina, cuando la caída de presión alcanza un valor determinado
  • Limpieza del compresor, tanto con el compresor en marcha como con el compresor parado (también llamadas limpiezas on-line y off-line).
  • Calibración de la instrumentación (presiones, temperaturas y caudales, fundamentalmente)
  • Comprobaciones del sistema contraincendios

Inspecciones

  • Inspecciones boroscópicas para comprobar el estado de las partes internas de la turbina. Suele comprobarse el estado de las cámaras de combustión y quemadores, y las distintas filas de álabes de la turbina. Estas son las partes sometidas a condiciones más extremas de funcionamiento, pues las temperaturas son muy elevadas, en el límite de la resistencia de los materiales. En las cámaras de combustión, las inspecciones borocópicas (o boroscopias) tratan de buscar deformaciones y daños en los quemadores y en las paredes de la cámara. En los álabes, buscan deformaciones, decoloraciones en la superficie del álabe, impactos de objetos extraños contra la superficie de cada álabe, estado de la capa de recubrimiento cerámico y rozamientos entre partes en movimiento y partes estáticas, fundamentalmente.
  • Alineamiento de la turbina, si es necesario.

Grandes revisiones

Las grandes revisiones suponen la apertura de la turbina y la sustitución de piezas de desgaste. Entre los trabajos que se realizan en estas grandes revisiones están los siguientes:

  • Sustitución de álabes. Suele ser la parte principal del trabajo, y lo realiza personal muy especializado. Se sustituyen tanto los álabes fijos como los móviles de la turbina (no del compresor). Los álabes que se retiran se envían al fabricante para su reacondicionamiento, lo que abarata el coste de la revisión sin afectar considerablemente el resultado de ésta.
  • Sustitución completa de la cámara de combustión. Se cambian tanto los quemadores como las paredes de la propia cámara.
  • Limpieza manual de los álabes del compresor.
  • Revisión completa de toda la instrumentación, incluidos sensores, transmisores y cableado.
  • Revisión y reacondicionamiento en su caso de los cojinetes de apoyo
  • Revisión completa de todo el sistema de lubricación, con cambio o filtrado de aceite, revisión de bombas, cambio de filtros, limpieza del depósito
  • Equilibrado del conjunto rotor
  • Alineamiento de la turbina

Como el tiempo necesario para llevar a cabo estas grandes revisiones suele ser alto (entre 10 y 30 días), se acometen en este momento muchos otros trabajos en la planta, por lo que la cantidad de personal que se ve implicado en una de estas grandes revisiones suele ser grande. 

Contactenos

¿Quieres estar al día en información sobre Cogeneración? Suscríbete a la revista ENERGIZA
Por favor llene los campos requeridos.

INGENIERÍA DE MANTENIMIENTO

ingenieria del mantenimiento

Más información

CENTRALES TERMOSOLARES CCP:

Más información

GUIA 4: GUIA PARA LA IMPLANTACIÓN DE RCM3 EN INSTALACIONES

Ya está disponible la Guía 4: Guía para la implementación de RCM3 en instalaciones. La Guía trata de aportar una vía clara y práctica para la implementación de RCM3 en diversos tipos de instalaciones, identificando las funciones de los equipos analizados, los fallos, sus causas y las medidas preventivas a adoptar para que no se materialicen. 

Más información

Revista IRIM

El Instituto RENOVETEC de Ingeniería del Mantenimiento, IRIM, ha editado el número6 de la revista IRIM. 

Puedes descargarte la revista de forma totalmente gratuita en formato pdf desde aquí.

Novedades Editoriales

TURBINAS DE GAS

MONTAJE, PUESTA EN MARCHA, OPERACIÓN Y MANTENIMIENTO DE TURBINAS

Más información

Novedades Editoriales

libro Construcción de Centrales de Ciclo Combinado

CONSTRUCCIÓN DE CENTRALES DE CICLO COMBINADO

Más información

GUIA IRIM 2: ELABORACIÓN DE PLANES DE MANTENIMIENTO

Una Guía de carácter práctico, con la que el Ingeniero de Mantenimiento, siguiendo los pasos que se indican, debe ser capaz de desarrollar un plan de mantenimiento incluso aunque posea poca experiencia realizando este tipo de trabajo.

Más información

¿CONOCES RENOVEFREE?

RENOVEFREE

DESCÁRGATE GRATIS EL SOFTWARE DE GESTIÓN DEL MANTENIMIENTO DISEÑADO POR RENOVETEC

Pincha aquí